Estrategia Digital: PANDi


2012: ESTRATEGIA DIGITAL

Desde que el actual presidente nacional del PAN, Gustavo Madero, se encontraba en campaña para presidir el CEN 2010-2013, destacó la necesidad de transformar al partido en uno nuevo, en sintonía con los avances tecnológicos. Resaltó que se debería evolucionar hacía el PAN-Digital.

Pero, ¿A que se refería Madero al referirse al PAN-Digital?

La respuesta emergió tan pronto como giró una de sus primeras instrucciones: Determinar cada uno de los procesos del partido y sus pasos respectivos, luego, implementarlos sobre una base tecnológica, que sirva al Partido como una columna vertebral digita, sobre la que descanse el partido y por la que fluya un sistema nervioso central de atención y reacción. Canal de intercomunicación plena que potencialice todos los procesos. Cerebro compile la  base de nuestro conocimiento y la memoria dinámica que nos permita decisiones rápidas y efectivas. En términos orgánicos, interconectar plenamente todas las células, tejidos y órganos de un gran organismo político nacional.

Entonces, ¿El PAN-Digital se refiere a la implementación de tecnologías de la información y comunicación, con sistematización de procesos?

No, el PAN-Digital va más allá, es fondo, no solo es forma. El PAN-Digital busca generar una nueva cultura para promover en el panismo una forma de desenvolverse cotidianamente. El PAN-Digital es una necesidad, es mecanismo de adaptación al nuevo paradigma social. Vivimos una revolución tecnológica que aún no logramos dimensionar. La intercomunicación total de la humanidad es una realidad, el mundo está plenamente interconectado en una sola red, desde una infinidad de dispositivos fijos y móviles. Cualquier persona puede acceder a más información de la que puede procesar en toda su vida. En la red esta disponible ya, todo el conocimiento de la humanidad. El PAN-Digital debe ser un icono dentro de esa nueva realidad.

Pero ¿Es prudente transformar nuestro Partido para adaptarnos a un medio de comunicación?

El internet ha evolucionado, y lo seguirá haciendo hacía destinos que ni siquiera imaginamos. Hace una década el internetera estático. Yahoo! constituía el símil de los directorios telefónicos, específicamente de “páginas amarillas”. Ahí se encontraba fácilmente la dirección –virtual- del proveedor de información, servicios o productos que se necesitaba, facilitando el acceso a los datos deseados. Hoy es completamente distinto, las redes abandonaron el modelo pull tradicional de esperar a que el usuario buscara información y adoptaron el modelo push, en donde la información ya no espera ser buscada, ni siquiera ser necesitada. Los algoritmos y mecanismos de información generan una conciencia artificial que permite a la web compilar en sus bases de datos, nuestro país de origen, lugar de residencia, hábitos, intereses, estado afectivo, lazos familiares, sentimentales, preferencias, capacidad económica, etc. En un medio disponible 24 horas del día, siete días a la semana, 365 días del año. Accesible desde la comodidad de cualquier lugar. Y con la certeza que otorga la opinión y experiencia de millones de usuarios que avalan y desacredita todo. Hoy el internet es un canal de colaboración y una conciencia colectiva jamás imaginada.

¿Pero que importancia tiene para el PAN sumergirse a un entorno que principalmente le sirve a la gente para compartir fotos y chismes del día, si nosotros buscamos la dignidad de la Persona Humana, el Bien Común, la Solidaridad y la Subsidiariedad?

Al 31 de diciembre de 2011, había en el planeta 2,267,233,742 personas conectadas a internet, aproximadamente una tercera parte de la población mundial total; de ellas, 42 millones viven en México, es decir 37% de nuestra población nacional conectada. En la principal red social en internet, Facebook, hay 845 millones de usuarios en todo el mundo, el equivalente a la suma de las poblaciones de Japón, México, Brasil, Egipto, Francia, España, Argentina, Iraq, Venezuela, Grecia, Cuba, Israel e Irlanda; visto de otro modo, la población mundial total de hace 100 años, y cada día son más. Si Facebook fuera un país sería el tercer país más poblado del mundo después de China y la India. El tiempo que toda esta población le destina, suma 10.5 billones de minutos al día, sin contar el tiempo que se invierte desde todos los dispositivos móviles con acceso. A estas dosis, México aporta a Facebook 31 millones de usuarios, de los cuales, si sumamos el promedio del tiempo que le destinan a esta actividad, sumariamos los nada despreciables 465,000,000 de minutos diarios o sea 7,750,000 horas cada día. Si pudiéramos transformar ese tiempo de esparcimiento en tiempo productivo, México dispondría del equivalente a 884 AÑOS de trabajo, por día. Seguro que con esta disponibilidadse puede transformar cualquier realidad. Si a al PAN le importa el Bien común, la inminente dignidad de la persona humana, la solidaridad y la subsidiaridad, debe estar en donde se desenvuelve el ciudadano.

¿Si la gente sigue en sus casas, como siempre, y puedo acceder a ellas tocando a la puerta, porqué se supone que debo sumergirme al ámbito digital, si además solo un tercio de la población esta ahí?

Nada en el mundo digital sustituye la vida cotidiana, ni a los canales tradicionales. La tecnología solo potencializa los procesos. Pero si Barack Obama hubiera pedido aportaciones para su campaña por los medios tradicionales, no hubiera tenido tiempo de alcanzar los 650 millones de dólares que logró recaudar. Es necesario reconocer que Rahaf Harfoush, asesora de Obama en redes sociales, aseguró que se utilizaron los mismos tres elementos sustanciales para ganar cualquier campaña: el momento adecuado, el mensaje correcto y el candidato idóneo. El resto fue el resultado del trabajo de una estrategia territorial (offline), el único soporte novedoso fue la estrategia online (redes sociales), pero si no se presenta el momento adecuado, como lo fue, no se delimita el mensaje más propicio, como se pudo, y el candidato no es idóneo, no importa la infraestructura en tierra ni en línea, simplemente no sucederá.

¿Entonces, son importantes las redes sociales en línea?

En una nueva era en donde nos ilumina el sol de la información, los activos con los que cuenta la humanidad ya no se depositan en bienes tangibles. Ahora se incorporan en medios electrónicos, -quien no lo crea que mire la tarjeta plástica con chip que se encuentra en su cartera-. Una buena reputación, una biografía sólida y debidamente revisada, las fotos que alguien más puede poner a disposición en la red con o sin nuestra autorización, la opinión y comentarios, los blog´s, el twitter, Facebook, linkedin, son activos importantes hoy, -más para un político-. Antes, la historia la escribían los vencedores, hoy vive un tipo de liberalización de mercado. Cada quien puede escribir su propia historia, solo debe de estar consiente que cualquiera, en cualquier momento la puede avalar o destruir, dejando constancia fehaciente de su dicho. En la red vale más quien tiene activos más trascendentes, destaca quien aporte mejor información o comentarios más relevantes, quien demuestre valores y altas miras, quien le imprime amor y constancia a su desempeño.

¿Cuál es la estrategia?

Algunos elementos de las redes sociales virtuales son: simplicidad, disponibilidad, interactividad, credibilidad, retroalimentación, segmentación, propagación, influencia, carencia de solemnidad, estética, personalización, entre otros. La suma de estos elementos se le ha llamado comunicación 2.0. Estos son los valores en los que se debe trabajar. El canal ahora es bidireccional. Cuando se opina se debe estar dispuesto a ser opinado, cuando se asegura, se debe estar dispuesto a ser debatido, cuando se presume se debe estar dispuesto a ser denostado. Redes sociales ya hay muchas, la verdadera pregunta debe ser, que tantos activos quieres y puedes tener. Si la capacidad de administración es limitada, es prudente divulgar solo las cuentas que se operan mejor y mas cómodamente. Si es de manera personal, mucho mejor. Si la capacidad de tolerancia es mínima, es mejor una página web, lo 2.0 será el camino del fracaso. Pero una vez tomada la decisión, no hay vuelta atrás, las redes sociales, -ni las virtuales ni las reales-, son solo para campaña. El peor error de los políticos es apelar a ellas solo en tiempo de elecciones. Los perfiles, la reputación, la opinión, los valores, se cuidan día a día, año tras año, toda la vida. Pero que quede bien claro, independientemente de cual sea la decisión, tarde o temprano tendremos presencia en la red. Recordemos que cualquiera puede hacer referencia a nosotros, subir fotos, videos, opiniones, noticias, incluso debatir en torno a nuestro actuar o perspectivas, hay juicios sumarios todos los días. Qué mejor que quien escriba su propia historia y tome la batuta de lo que se diga, sea uno mismo, tan natural como sea posible.

@AsaelCordova es Coordinador de Gestión Estratégica y
Proyectos de la Presidencia del CEN del PAN.

Anuncios